Conviértete en mecenas de Filosofía de Bolsillo

Ahora ya puedes unirte al Patreon de Filosofía de Bolsillo. Descubre los distintos packs de contenido exclusivo, sorteos y podcast en versión extendida que ofrezco mensualmente para todas las personas amantes de la filosofía.

¿Quién soy?

Todos tenemos un origen y hemos recorrido un camino para llegar a ser quien somos. En esta sección te cuento mis pasos para que me conozcas mejor y sepas cómo nació Filosofía de Bolsillo. 

En mi experiencia como investigador y docente he aprendido que la filosofía debe ocupar un lugar de importancia en el mundo académico. Pero también que la filosofía debe vivir, respirar y crecer fuera de él. Que no puede reducirse a un contenido curricular que debe completar un expediente en la educación de los jóvenes, ni a un coto privado de especialistas que discuten protegidos del exterior en una jerga incomprensible.

Diego Civilotti

Doctor en Filosofía

Esta es mi historia:

Nací en la Argentina de los años 80, pero mis padres ya tenían decidido probar suerte en España antes de que yo asomara la cabeza. Pronto se trasladaron a Barcelona, donde di mis primeros pasos. Jugaba a fútbol y me rompía las rodillas en campos de tierra, pero también desde niño era un lector de los que se quedaba con la linterna bajo las sábanas cuando todos apagaban las luces, además de escribir historias trágicas en las que todos morían y diarios de todo lo que veía y me pasaba por la cabeza.

Con un sorprendente apoyo familiar terminé estudiando filosofía. Además de seguir leyendo y acarreando libros, durante años me dediqué a encogerme de hombros cada vez que alguien me preguntaba “pero qué salida tiene eso”. Las advertencias no surtieron efecto y seguí frecuentando universidades estudiando antropología, literatura, humanidades… y paralelamente música, en el mismo conservatorio en el que aún enseña mi padre.

Después encontré un autor que reunía en su vida y obra mis dos grandes pasiones: la filosofía y la música. Decidí dedicar unos años de investigación doctoral a su obra filosófica y musical, lo que me llevó a seguir acarreando libros, apurando el cierre de bibliotecas y archivos, y volviendo a leer entre sábanas pero sin linterna. Todo eso tomó forma de una tesis doctoral presentada en la Universidad Autónoma de Madrid frente a un tribunal presidido por un filósofo e integrado por dos musicólogos.

En mi experiencia como investigador y docente he aprendido que la filosofía debe ocupar un lugar de importancia en el mundo académico. Pero también que la filosofía debe vivir, respirar y crecer fuera de él. Que no puede reducirse a un contenido curricular que debe completar un expediente en la educación de los jóvenes, ni a un coto privado de especialistas que discuten protegidos del exterior en una jerga incomprensible.

¡Así ha sido en los momentos de esplendor de Occidente! Contribuir a que eso ocurra es, más que un proyecto, una de las obsesiones que me acompañarán durante toda mi vida. Y hacerlo a través de una divulgación bien entendida: que no se trate de “traducir” una lección mediocre de filosofía, sino de ofrecer las herramientas necesarias para que cada uno pueda acceder a la historia del pensamiento desde su lugar y sus posibilidades.

Filosofía

de bolsillo

Contacto

Diego Civilotti

Filosofía de Bolsillo 
correo@filosofiadebolsillo.com